Navegación por el archivo

Dado que, desde que publico a diario, el número de entradas en el blog está creciendo rápidamente, he hecho un pequeño cambio en la página de archivo para facilitar la navegación.

Desde hoy, en lugar de visualizar un listado completo de todas las publicaciones del blog, lo que verás en esa página será un índice anual.

Basta hacer clic (en versión escritorio) o tap (en versión móvil) en cada año para que todas sus entradas se desplieguen. Igualmente, al hacer clic o tap de nuevo en un año desplegado, volverá a plegarse.

Espero que este pequeño cambio facilite y haga más accesible tu navegación por esta sección, si la utilizas.

Suscripción por email

Toca despedir el mes de abril y he querido hacerlo ofreciéndote algo nuevo. Como habrás visto en el menú, existe un apartado para la suscripción por email. Esto quiere decir que puedes suscribirte a este blog para recibir cada nueva entrada en tu correo electrónico.

¡Lo sé! ¡Más emails no, por favor! Si recibes muchos correos electrónicos cada día, probablemente no querrás ni uno más. Por supuesto puedes suscribirte a través de un servicio tipo Feedly, o entrar directamente vía web cada vez que te apetezca leer. Simplemente, es una opción más a tu disposición para seguir sus contenidos.

Dudé en un principio sobre la opción de ofrecer este tipo de suscripción, algo que percibía como intrusivo y en cierto modo obsoleto. Sin embargo, creo que fue una decisión acertada. Las suscripciones vía email han crecido a un ritmo muy superior al resto de opciones.

Desde que publico diariamente, la suscripción por correo electrónico cobra más sentido. Esos pequeños textos que invitan (o lo pretenden) a una breve reflexión diaria difieren de escritos más extensos y requieren de otro tipo de consumo.

Por ese motivo he decidido dejar atrás el servicio por el que opté inicialmente en pro de una opción más potente. Jetpack es la opción obvia si ya lo utilizas y deseas permitir suscripciones vía email sin complicarte, pero a partir del momento en que lo activas las opciones que ofrece son nulas. He optado por MailPoet, cuya empresa detrás es la misma que en el caso de WordPress y Jetpack, Automattic.

MailPoet me permitirá, entre otras cosas, personalizar por completo el correo que recibes para eliminar imágenes, fondos, florituras… en definitiva todo aquella parafernalia que desvíe la atención de lo que realmente considero de valor: el texto en sí mismo.

[Si ya te habías suscrito no es necesario que vuelvas a hacerlo. Las nuevas entradas continuarán llegando a tu buzón de entrada como hasta este momento; Simplemente llegarán en un formato diferente. Al pie de cada correo electrónico que recibes dispones de opciones para gestionar tus datos y suscripción]