Aprendiendo GTD

Descubrí el podcast Aprendiendo GTD y su comunidad en Telegram allá por 2016.

Llevaba ya un tiempo tratando de organizarme ante mis crecientes responsabilidades y las necesidades que implicaban. Ya conocía GTD®, pero no pasaba de ser un humilde newbie que buscaba soluciones desesperadamente después de varios intentos fallidos con sucedáneos diversos.

He de decir, ya desde este comienzo de la página, que mi punto de vista puede no ser del todo objetivo. Motivos hay muchos.

Por un lado porque casi de inmediato me sentí acogido en la comunidad, lo que unido al buen ambiente existente supuso un constante empujón a la participación. Por otro, porque he aprendido —y sigo haciéndolo cada día— mucho de todas las personas que la integran.

En aquella fecha había menos usuari@s en ella y quizá eso la dotaba de un ambiente más familiar. Por aquel entonces también, el podcast lo grababan en exclusiva sus fundadores, Luis Sánchez y Manolo Molero.

Circunstancias de la vida les llevaron a «adoptarme» a finales de 2017 y desde entonces hemos navegado juntos.

Han pasado muchas cosas desde ese 2017.

A estos momentos en octubre de 2020 —tres años después—, el podcast ya tiene un catálogo que se acerca a los 70 episodios. Las descargas han ido creciendo y mantenemos una regularidad de publicación quincenal. La comunidad en Telegram ya supera los 1100 usuari@s. Creamos una otra en Slack que ya supera los 1400 usuari@s y hace unas semanas hemos creado un grupo en LinkedIn que ya supera los 120.

Bajo mi punto de vista, esto demuestra que existe un incipiente colectivo que presenta un potencial interés por el mundo de la efectividad personal u organizativa y que alberga intenciones reales por hacer cambios a través del desarrollo de esta competencia.

Para mí, que siempre he manifestado que GTD® me ha cambiado la vida, es un dato que no debería sorprenderme y sin embargo me sorprende. Y me llena de satisfacción, porque creo que el cambio es posible y también creo que nadie cambia si no quiere. Creo que el interés es el germen del cambio.

Aprendiendo GTD, que un día supuso parte importante del salvavidas que yo necesitaba, hoy forma parte del de otras personas. Y puede formar parte del de muchas más. El mundo nos demuestra en cada giro que desarrollar una competencia como es la efectividad personal es algo necesario para disfrutar de una existencia equilibrada y una calidad de vida saludable.

Por ese motivo, esta iniciativa altruista que es nuestro hobbie desde hace años, cobra cada día más importancia. Ayudar a las personas a que se ayuden —a sí mismas y a otras— es a mi criterio algo que bien merece la dedicación que buenamente podamos prestarle, además de algo necesario que alguien tiene que hacer.

Este es básicamente el motivo de que sigamos, día a día, buscando áreas de mejora para difundir y aportar nuestro grano de arena a una (r)evolución necesaria.

Y lo hacemos tratando de abrir nuevas puertas a ese propósito que es el alma detrás de Aprendiendo GTD.

Como parte de las nuevas puertas que se abren, recientemente hemos anunciado la creación de unos Mastermind Groups, unos grupos de debate reducidos entre usuari@s donde os brindaremos todo el apoyo posible por nuestra parte para, entre tod@s, seguir creciendo y mejorando. Y seguir creando comunidad para tratar de ayudar a todas las personas que se nos acerquen.

Como recientemente he leído —en una frase que me ha encantado— a Eva Collado, «Son las personas las que hacen que las cosas ocurran».