Lo que consientes

Existe un espacio entre el propósito de lo que haces y lo que ocurre, y ese espacio se llama lo que consientes.

Las personas que son conscientes de ello trabajan proactivamente para reducirlo, trasladando la mayor parte del contenido que lo ocupa hacia la parte de lo que hacen. Cuanto más hagas esto, mayor será la probabilidad de que lo que haces y lo que ocurre estén directamente relacionados. Y cuanto menos, mayor de que ocurran cosas en tu entorno totalmente ajenas a tus actos.

Saberlo no te obliga a tomar partido, pero sí a asumir la responsabilidad. Y eso está realmente bien, porque el ser humano promedio sigue moviéndose por responsabilidad antes que por ética, sensatez, aprecio, amor o justicia.