Datos filtrados

He estado aprendiendo muchas cosas estos días. Y entre todas las novedades a las que me he enfrentado, he podido comprobar como un volumen inmanejable de entradas variadas puede convertirse en una lista manejable de aquellas que realmente importan. Esto hace posible dedicar los recursos disponibles a analizar los datos filtrados, los que presuntamente tienen un interés potencial.

Pero hacer esto, que ahorra muchos recursos y disgustos, implica establecer e implementar primero los filtros correctos para que esa conversión de muchos a pocos datos funcione tal como esperarías.

Resulta ser un proceso en que los beneficios parecen lógicos. Sin embargo, solamente hace falta observar con un poco de atención para encontrarte por todas partes ejemplos de personas tan ocupadas revisando todos sus datos que no tienen tiempo para crear sus filtros. Y eso nunca termina bien.