Trabajar, eso que hacemos todo el día

Así se llama esa pequeña docuserie de Netflix. Si la ves, es posible que termines sintiendo que eres uno de los seres más afortunados del planeta. O quizá uno de los más desgraciados. Lo más probable es que ya tengas una idea formada acerca de eso y la serie no lo cambie. Pero podrías aprender algo.

Además podrás ver a Barack Obama. Cuando alguien ha sido una de las personas más influyentes del mundo merece la pena echarle dos vistazos. El primero es para encasillarlo, pensar que tampoco es nada del otro mundo y que ha tenido mucha suerte. El segundo te brinda la oportunidad de admitir lo ingenuos e ignorantes que todos somos a veces.