Leer rápido, leer despacio

Parecido a eso que decía Kahneman, pero solamente parecido.

He conocido personas que se han formado para leer más rápido. Es una alternativa si tienes la obligación de leer mucho que te interesa poco.

Para otras situaciones, nada mejor que leer despacio.

Cuando dos personas han leído un libro, tenemos tendencia a pensar que han hecho lo mismo. Pero es muy probable que hayan hecho cosas totalmente diferentes y, de hecho, es lo que la mayor parte de veces ocurre.