La magia de las redes…

… es que siempre ganan. Cuando te decides a invertir tu tiempo y esfuerzo en RRSS siempre ocurre lo mismo.

Trabajas mucho para LinkedIn para que ella trabaje un poco para ti. O para Instagram. Quizá para Twitter (X). Incluso para la casi olvidada Facebook.

Te ofrecen múltiples consejos para que demuestres tu expertise o valía, y por supuesto te ofrecen premios para que lo hagas, participes y trates de arrastrar a más fieles a su casa.

Probablemente en unas semanas o meses algo cambie y pierdan su interés por ti, porque otros perfiles resultan más atractivos para seguir sembrando atracción.

Es posible que lo sepas, e incluso que pienses que te compensa por lo que recibes. Pero la realidad es diferente.

La magia de las redes es que solamente ganan las redes. Y cuando pierdes ante ellas no queda nada. Hay otros juegos menos arriesgados pero probablemente nadie te ofrecerá premios por intentar jugar a ellos.