Existe una herramienta para eso

Da igual en qué estés pensando, existe. Probablemente varias, pero como mínimo existe una. Una herramienta optimizada para hacerlo, lograrlo o entregarlo.

Hay una clara tendencia a buscarla fuera. En algunas ocasiones está ahí. Sin embargo, en la inmensa mayoría está dentro (trazando una línea recta imaginaria entre tu nariz y coronilla debería aparecer en algún momento).

Es importante conocerla y aprender a utilizarla, porque nos sugiere por dónde comenzar. Y cuando comenzamos por el lugar incorrecto todo es más difícil.