Organizaciones efectivas

Una organización es efectiva en la medida que lo son sus personas. Todas ellas, desde la base hasta la cúspide de la pirámide, contribuyen a determinar cuánto de efectiva es la organización.

Todas las personas tienen algún cometido, todas tienen la capacidad —en mayor o menor medida— de influir en los procesos que les conciernen y todas toman algún tipo de decisión cada día relacionado con el puesto que ocupan.

Personas efectivas construyen organizaciones efectivas. Y la efectividad es una de las grandes cuentas pendientes para nuestras personas y en nuestras organizaciones.

P.S.: Mi nuevo libro «Efectividad para personas y organizaciones: Vivir y trabajar mejor es posible» ya está disponible en preventa en Amazon.