Teoría

La teoría es teoría. Para la mayor parte de propósitos es un simple comienzo.

Si lo que quieres es aprender sobre efectividad personal, toda la teoría que necesitas puede encontrarse en libros (por ejemplo, este). Pero por realmente bueno que pueda llegar a ser un libro que te muestra toda la teoría sobre cómo nadar, aún no sabrás nadar al terminar de leerlo.

Tras conocer todas las pautas, necesitas afrontar el choque. Tirarte al agua y practicar.

Necesitarás enfrentarte a creencias y hábitos que han arraigado fuertemente en ti, vencer tus miedos, dudas e inseguridades y practicar algo nuevo. Fallarás y aprenderás haciéndolo.

¿Tienes las agallas suficientes para aceptar la incomodidad de la imperfección? Es el único camino hacia el aprendizaje.