Impulso en bucle

Es importante tener metas. Definir dónde quieres verte te ayuda a definir cómo avanzar hacia ese lugar. Y una vez definidos dónde y cómo, algún tipo de extraña energía genera un impulso que te invita a moverte.

Al mismo tiempo, es importante que te muevas. El valor real que aportan a tu vida las metas y resultados que has definido se encuentra en el movimiento. Y el propio movimiento retroalimenta esa mina de sueños que generan más y más movimiento.

El combustible para el proceso se encuentra en mover. No en definir, no en tener, no en llegar. Mover es lo que genera el cambio que dispara más movimiento para que más cambio se produzca.