Conversación sobre un GTD® que no funciona

Iniciamos el año con una buena conversación sobre un GTD® que no funciona.

¿Cómo? ¿No funciona? No te alarmes… En nuestra experiencia, el GTD® que no funciona siempre se debe a un mismo motivo. No es GTD®. Nuestra tendencia a adoptar parcialmente, a personalizar antes de tiempo y a todo ese tipo de «reformas» que hacemos sin un conocimiento suficiente de la metodología siempre tienen la misma consecuencia. Sin quererlo, la desvirtuamos.

El resultado es que terminamos aplicando un pseudo-GTD® que poco tiene que ver con GTD® tal como es. Y por supuesto, no funciona como debería.

Si deseas entrar en más profundidad el episodio te espera.