¿Eres PAAAAA o PAPAPA?

PAAAAA o PAPAPA. Suena algo extraño, ¿verdad? Y sin embargo es curiosa la gran diferencia que marca en tu vida pertenecer a uno u otro de los grupos.

Es posible que a través de algún ejemplo cotidiano puedas ver la diferencia.

Si tratas de imaginar una situación en que estás tratando de clavar un clavo podrás comprobarlo fácilmente.

PAAAAA representa un esfuerzo continuo, un empuje constante hasta la extenuación. Y llegarás a ese punto, porque el esfuerzo constante mina tus fuerzas con rapidez y, sin embargo, no suele producir los mejores resultados.

En ese mismo ejemplo, PAPAPA representa esfuerzos discontinuos. Golpes. Ciclos en que se combinan momentos de presión y descanso de forma repetida. Es más sencillo poder ir comprobando tu evolución hacia el resultado final y detenerte cuando lo has alcanzado, recalcular si algo inesperado o indeseado ocurre y, sobre todo, se trata de un método mucho más económico energéticamente hablando.

Lo deseable sería ir en busca del modo PAPAPA siempre que te sea posible y, sin embargo, en los aspectos más relevantes de tu vida cotidiana adoras el PAAAAA y te cuesta imaginarte otro modo de hacer las cosas.

P.S.: Seguramente estés pensando que he perdido la cabeza, así que te dejo el diccionario:
PAAAAA = Pensar, Actuar Actuar Actuar Actuar Actuar…
PAPAPA = Pensar Actuar, Pensar Actuar, Pensar Actuar…

Aburrido o arriesgado

Todo lo que haces encaja ahí. Es aburrido, arriesgado, o se encuentra en algún tipo de punto intermedio entre ambos.

A más se parece a lo que hace todo el mundo, más aburrido es. Y lo habitual es que cuanta más gente lo hace, menos riesgo implica. Después de todo, a las personas les gusta la seguridad y tienen tendencia a hacer lo que hace quien tienen al lado.

Al mismo tiempo, hacer aquello que prácticamente nadie hace es arriesgado. No ha sido puesto a prueba, no encaja dentro de los cánones y no hay posibilidad de esconder el fracaso bajo esa manta de normalidad donde nadie podría verlo.

Para muchas personas la elección es obvia. Les cuesta alejar la duda de su pensamiento, pero les cuesta más adentrarse en la incertidumbre y asumir la posibilidad del fracaso.

Aceptación social, anonimato y personas que han ido antes a las que puedes culpar, frente a reto, riesgo y exposición. Tal vez podrías probar, al menos en una ocasión, para ver qué se cuece al otro lado.

P.S.: Hoy es el primer día para inscribirte en la edición de enero 2023 del arcMBA®. Las plazas son limitadas y la promoción al 50% finaliza el domingo 11 de diciembre. Necesitarás exponerte y arriesgarte pero te garantizo que no te aburrirás. Y, quién sabe, podrías aprender algo que cambie tu vida.

¿Qué valor tiene?

¿Qué has hecho ayer que haya resultado verdaderamente significativo para tu vida? ¿Y cuántas otras cosas que consideras irrelevantes?

Si vuelves a hacerte estas preguntas cualquier día de la semana próxima, existen dos factores que podrían facilitar que tus respuestas sean notablemente diferentes en cuanto a la cantidad de cosas que pondrías a un lado y al otro.

El primero, tiene mucho que ver con tu percepción sobre qué valor tiene algo que haces. Actos cotidianos como pasarte por la farmacia a coger esos sobres para tu pareja o hija que se encuentran en casa con gripe, podrían adquirir un tinte muy diferente si te detienes a evaluarlos en perspectiva.

El segundo, con dedicar un momento a reflexionar sobre qué hacer o no hacer. Sobre para qué hacerlo y sobre cuál es el balance entre coste y beneficio. Porque cuando llevas a cabo el ejercicio de elevar en perspectiva qué significado, trascendencia y valor tienen las cosas más pequeñas para ti, es sencillo determinar qué vale más y qué vale menos a poco que le dediques un instante y una pequeña porción de tu atención.

Todo comienza cuando aprendes a evaluar cuánto vale qué para ti. Y sigue cuando aplicas ese aprendizaje cotidianamente para que te ayude a guiar tus pasos. Es todo un reto pero, como ocurre siempre, juntos se consigue más y mejor.

Puedo hacer esto, estoy listo

Parte de una newsletter. Podrías necesitar leerlo:

El desafío, entonces, está en elegir liderar.

No es fácil ir primero y mostrar al resto el camino a seguir.

Pero el mundo te necesita. Necesita a cada uno de nosotros.

Para ver el mundo de otra manera. Para encontrar problemas y resolverlos. Para construir algo. Para crear un impacto.

Pero primero, necesitas hacer la parte difícil y decir: “Puedo hacer esto, estoy listo».

Comunidad Global ARC®

Las comunidades de aprendizaje son maravillosas. Un lugar para aprender en compañía. Para reflexionar, para estructurar pensamientos y para ponerlos al alcance del resto.

Un espacio para leer, escribir, analizar, integrar y disfrutar. Para establecer conexiones internas y externas.

En línea, sin barreras geográficas ni horarias, a tu alcance estés donde estés. Y esta, la Comunidad Global de Aprendizaje sobre ARC®, abre sus puertas hoy.

Necesitas pertenecer a algo más grande

Todas las personas necesitan pertenecer a algo más grande que ellas mismas. Crear algo, formar parte de algo, impactar en algo o alguien. Aún estás a tiempo de hacerlo.

P.S.: Con motivo del Black Friday he promocionado de nuevo ARC®: Productividad para personas del siglo XXI durante 24 horas. Por segunda ocasión en unos días se ha posicionado en el número 1 de ventas de Amazon para las categorías de Empresa y Autogestión. Gracias.